jueves, 6 de octubre de 2011

Las galletas decoradas del bautizo de Iñaki

Hace un par de semanas tuvimos el placer de celebrar como parte de la familia el bautizo de nuestro ahijado Iñaki (que se portó como siempre, divinamente, es un bombón). Y siendo yo la madrina no podía ser de otra manera. Los postre corrían de mi mano.
Pobres!, se debieron marchar todos con el azúcar por las nubes y yo que tenía el reconocimiento médico del trabajo dos días después tuve que estar el día de antes a fruta para bajar el nivel de azúcar en sangre y que así los de la mutua no se asustaran y me llevaran en ambulancia hasta el hospital más próximo.

Mareas de azúcar!!! jajajajajaja

Bueno el caso es que como quería hacer galletas, cupcakes y tarta necesitaba organizarme.




Así que la semana anterior al bautizo hice las galletas y el fin de semana del bautizo la tarta y los muffins.

Para las galletas utilice la receta de Bea Roque que tiene un sabor fabuloso y que os indico a continuación.
De ella salieron 28 galletas medianas y 3 grandes.

Las galletas:

650 grs de harina todo uso tamizada
1 huevo XL a temperatura ambiente
250 grs de azúcar glass
250 grs de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 chorrito de leche




Como hacemos:

Batimos el azúcar con la mantequilla hasta que esté muy bien integrada. Añadimos le huevo y seguimos batiendo. Y luego la esencia.
Incorporamos la harina en 3 o 4 veces a la mezcla hasta obtener una textura arenosa. En ese momento añadimos el chorrito de leche. Lo justo para que ligue.
Entonces formamos una bola con la masa y la envolvemos en papel film. A mí me gusta dividirla en 4 partes para luego poder ir trabajándola de una en una y dejar el resto en la nevera.

Debemos dejarla reposar en la nevera mínimo 2 horas. Yo la dejé toda la noche y también se puede congelar.

Una vez fuera del frigo, se amasa y se corta con la forma deseada ayudándonos del corta pastas que más nos guste.
He visto que hay personas que se los hacen cortando las latas de bebidas y dándoles forma pero yo las veo demasiado frágiles. Se doblan con facilidad. Aun así si te animas hay cosas muy chulas circulando por la red.

Una vez cortadas las galletas las volvemos a meter en la nevera 15 minutos, y las horneamos a 180º de 10 a 15 minutos según el tamaño y el horno. Deben quedar poco tostadas pero con los bordes doraditos.

Sacamos del horno, y dejamos enfriar sobre una rejilla.



Las galletas deben enfriarse del todo. A mí no me gusta hacer nada con ellas hasta que no han pasado mínimo 6 horas. Así que las dejé toda la noche y me puse a decorarlas al día siguiente.

Para la glasa yo voy a indicar lo que yo hice y lo que usé porque como no quería quedarme corta hice más de la cuenta. Así que teniendo en cuenta la cantidad de galletas que hice y lo que sobro creo que os podreis hacer una idea de lo que vais a necesitar.

Para la glasa del relleno he utilizado

3 claras (pasteurizadas)
350 grs de azúcar glass
1 cucharadita de cremor tartaro
4 o 5 cucharadas de agua
1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Para la glasa del delineado he utilizado

2 claras (pasteurizadas)
400 grs de azúcar glass
2 cucharaditas de cremor tartaro


Como se hace:

En cualquiera de los dos tipos de glasa, ponemos en un bol las claras y las batimos un poco hasta que blanqueen. Seguimos batiendo y añadimos el cremor, la esencia y el azúcar en varias tandas.

Para la glasa del delineado necesitamos una textura de pasta de dientes. Una conseguimos esa textura seguimos batiendo durante 8-10 minutos. Y ya podemos disponer de la glasa para teñirla y colocarla en las magas que vayamos a utilizar.

Para la glasa del relleno, necesitamos una textura más líquida, algo así como la cola de pegar.
Una vez conseguida, seguimos batiendo 8-10 minutos.
También podemos teñirla e introducirle en los biberones para empezar a trabajar con ella. Mejor si los biberones tienen tapón para evitar que se seque.



Y una vez todo preparado, se pone uno manos a la obra y a disfrutar de la decoración.

De la glasa de relleno me dio para llenar 2 biberones enteros y me sobraron la mitad de cada uno
De la glasa de delineado me dio para llenar 4 magas y aun sobró algo en los cuencos donde lo teñí y de todo ello me sobró la mitad de cada manga.
¿Qué podemos sacar en conclusión de todo ello?, fácil, con la mitad de los ingredientes hubiera tenido para todo sin ningún problema.
Menos mal que tengo a mi pequeño pinche que dio rienda suelta a su creatividad y usó el sobrante para decorar un montón de galletas María. Es un crack!

Espero que os hayan gustado.
Lo malo de estas galletas es que da una pena comérselas..., bueno a mi pequeño pinche no le da ningún remordimiento. Menudo es...

El próximo post será para LA TARTA.

Feliz semana!


19 comentarios:

  1. Yo no uso claras, sólo polvo de merengue, por muy pasteurizadas que estén me da miedo por si los calores... tampoco le pongo huevo a la masa de las galletas, todo sea para evitar problemas...
    Te quedaron preciosísimas

    ResponderEliminar
  2. Que delicadas y maravillosas, ideales para estas ocasiones, a mí no me importa que me suba el azúcar jeje...
    Estoy deseando ver la tartaaaa, debe ser de lujo...
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta que tienen!!! Y esto no me lo harías tu por encargo??? jejeje

    ResponderEliminar
  4. Qué galletas tan preciosas, me parecen absolutamente ideales.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Te quedaron preciosas!!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Qué buena pinta amiga, la verdad es que yo tendría que estar dos días sin probar la azúcar, pero... soy golosa de nacimiento, cuando tomaba teta de mi madre, ya le decía, no tendrás por ahí un terrón de azúcar para endulzar!! ja , ja ... Bss..

    ResponderEliminar
  7. Riquísimas seguramente y muy lindas decoradas!
    Pasando a otro tema ojo con las frutas pues tienen un azúcar que se llama fructuosa y si te comes un cajon de frutas te hará mal.
    Besos
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. ultimamente haces unas autenticas delicias, la verdad es que tienes manos de oro.
    perdona que te haya tenido algo abandonada, pero ultimamente, no me llega el tiempo, no me dan las horas del día entre el trabajo y problemas médicos, necesito días de 36 horas!!!!!
    pero aquí estoy tratando de perdir perdón por un abandono no deseado y recuperando el tiempo perdido.
    Es que me encanta tu blog y perderme tus entradas es un crimen!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa tu

    seguro que fué todo un exito, que bonitas te han quedado,

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  10. Vaya galletas, Paxarina! Son una preciosidad. Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado muy cucas. La verdad es que son un regalito precioso para cualquier celebración infantil.

    Besos,

    ResponderEliminar
  12. Holaaa, me han encantado, te quedaron preciosas, un besito. Rosa

    ResponderEliminar
  13. por que me quedaron un poco duras?

    ResponderEliminar
  14. Karina, seguiste la receta al pie de la letra o has hecho alguna modificación (ingredientes, tiempo...)?

    ResponderEliminar
  15. los ingredientes fueron los mismos pero ¿ que tanto tiempo se deja batir el azucar con la mantequilla?¿nada mas hasta q esponje?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karina, yo lo tengo batiendo unos 5-7 minutos, hasta que blanquea y se ve esponjoso.

      Ya se sabe que cada horno es diferente, quizá debas ir probando con las temperaturas. Prueba a tamizar varias veces la harina también.

      Besos

      Eliminar

El tiempo es oro, por eso se agradece enormemente que lo gastes dejando tu comentario.

Y si comentas como anónimo, no olvides dejar tu nombre. No se contestarán comentarios si no te identificas.